Generalidades e indicaciones

El implante del esfínter urinario artificial es el tratamiento definitivo para la incontinencia urinaria moderada o severa después de una prostatectomía radical en pacientes con cáncer de próstata.

Las indicaciones para colocar un esfínter urinario artificial son las siguientes:

  • Escape de orina después de una prostatectomía radical, que no responde al tratamiento oral y que afecta la calidad de vida del paciente
  • Escape de orina por cualquier otra causa que no responde al tratamiento oral

Beneficios del esfínter urinario artificial

El esfínter urinario artificial (AMS 800®) puede disminuir o eliminar por completo el escape involuntario de orina del paciente que tiene incontinencia moderada a severa, con esto se logra una mejoría en la calidad de vida.

El procedimiento se realiza mediante una pequeña incisión en la base del pene, a través de la cual se coloca una prótesis inflable alrededor de la uretra, esta prótesis tiene forma de cinturón, que al inflarse comprime la uretra y así mantiene la continencia urinaria.

El esfínter urinario permanece inflado la mayor parte del tiempo, al momento de orinar se desinfla y permite el paso de la orina, unos segundos después, el esfínter se infla de nuevo automáticamente y cierra la uretra.

El mecanismo de activación del esfínter urinario artificial se encuentra en el escroto y es bastante sencillo de utilizar.

Riesgos y complicaciones

Las posibles complicaciones que pueden surgir al implantar un esfínter urinario artificial son las mismas que pueden ocurrir en general con cualquier procedimiento quirúrgico y estas son: hemorragia, daño a órganos cercanos, reacciones a la anestesia etc. Sin embargo, estas complicaciones se presentan con poca frecuencia y se pueden resolver en su mayoría, durante la misma cirugía.

Infección: es la complicación más grave del implante del esfínter urinario artificial, ya que para su tratamiento se requiere remover el esfínter. Las personas con mayor riesgo de presentar una infección del esfínter son los pacientes diabéticos, por lo que deben de tener un control glucémico estricto antes de realizar la cirugía.

Incontinencia severa: en algunos pacientes con incontinencia severa, puede persistir un escape de orina leve tras la colocación del esfínter urinario artificial, en estos casos se recomienda la colocación de dos esfínteres para lograr un buen resultado.

Otros tratamientos para la incontinencia urinaria son:

  • Pastillas: cuando la incontinencia es leve y no afecta la calidad de vida del paciente
  • Cinta transobturatriz (AdVance®): cuando la incontinencia es leve y afecta la calidad de vida del paciente

Qué esperar del implante del esfínter urinario artificial

Día de la cirugía: El día de la operación llegará por la mañana al hospital en ayuno

La cirugía dura aproximadamente 1-2 horas, sin embargo, este tiempo es variable.

La anestesia para este procedimiento es espinal (en la espalda) y sedación por lo que no sentirá dolor y estará relajado durante su procedimiento.

El dolor después de la cirugía es mínimo y puede ser controlado efectivamente con analgésicos intravenosos.

Alimentación: el mismo día de la cirugía podrá comer por la tarde, no existen restricciones alimenticias, sin embargo, se recomienda una dieta balanceada.

Actividad física: el día de la cirugía podrá levantarse a caminar por la tarde. Es esperado sentirse un poco fatigado después de cualquier cirugía, este problema se resuelve espontáneamente a las pocas semanas después del procedimiento.

Estancia hospitalaria: la mayoría de los pacientes operados de implante de esfínter urinario artificial permanecen 1 día hospitalizados.

Heridas: para colocar un esfínter urinario artificial se realiza una incisión de 2.5 cm en la parte inferior del pene, una vez que cicatriza esta herida, es difícil verla.

Marcas utilizadas :