Generalidades e indicaciones

La resección transuretral de vejiga (RTUV) consiste en la extirpación de tumores dentro de la vejiga, esto permite analizar el tejido para confirmar o descartar la presencia de cáncer.

Las indicaciones para realizar una resección transuretral tumor vesical son las siguientes:

  • Sospecha de cáncer en la vejiga visualizado en un estudio de imagen como ultrasonido, tomografía o cistograma
  • Sospecha de cáncer de vejiga visualizado por cistoscopia
  • Recurrencia de cáncer en la vejiga en pacientes previamente sometidos a RTUV

Beneficios de la resección transuretral de vejiga

Cuando se realiza una RTUV se pueden eliminar tumores de la vejiga para luego analizarlos en el microscopio y saber el grado del cáncer y saber si el paciente requiere un tratamiento adicional, así también, en muchas ocasiones, la RTUV por sí sola permite retirar todo el cáncer de la vejiga, lo que permite conservar el órgano siempre y cuando el tumor no haya invadido las capas profundas de la pared de la vejiga (músculo detrusor), cuando esto ocurre, se requiere retirar la vejiga por completo.

El procedimiento es endoscópico, lo que ayuda a que la recuperación sea rápida y con poco dolor.

Riesgos y complicaciones

Las posibles complicaciones que pueden surgir al realizar la RTUV son las mismas que pueden ocurrir en general con cualquier procedimiento quirúrgico y estas son: hemorragia, daño a órganos cercanos, reacciones a la anestesia etc. Sin embargo, estas complicaciones se presentan con poca frecuencia y se pueden resolver en su mayoría, durante la misma cirugía.

El cáncer de vejiga tiende a recurrir a pesar de haberlo extirpado por completo, esto en especial en los tumores de alto gado, por lo que en muchas ocasiones se aplica tratamiento dentro de la vejiga para evitar que regrese el cáncer y en otras ocasiones, si el tumor recurre varias veces, se recomienda extirpar completamente la vejiga.

Alternativas a la resección transuretral de vejiga

Existen pocas alternativas a la RTUV, ya que es una herramienta muy importante en el tratamiento inicial del cáncer de vejiga. Algunos pacientes además de la RTUV pueden requerir la extirpación completa de la vejiga, quimioterapia (QT) intravesical, QT intravenosa, radioterapia.

Que esperar de la resección transuretral de vejiga

Día de la cirugía: El día de la operación llegará por la mañana al hospital en ayuno

La cirugía dura aproximadamente 1-2 horas, sin embargo, este tiempo es variable.

La anestesia para este procedimiento es espinal (en la espalda) y sedación por lo que no sentirá dolor y estará relajado durante su procedimiento.

El dolor después de la RTUV es mínimo y puede ser controlado efectivamente con analgésicos intravenosos.

Alimentación: el mismo día de la cirugía podrá comer por la tarde, no existen restricciones alimenticias, sin embargo, se recomienda una dieta balanceada.

Actividad física: al siguiente día de la cirugía podrá levantarse a caminar. Es esperado sentirse un poco fatigado después de cualquier cirugía, este problema se resuelve espontáneamente a las pocas semanas después del procedimiento.

Estancia hospitalaria: la mayoría de los pacientes operados de RTUV permanecen 2 días hospitalizados.

Sonda vesical: después de realizar la RTUV se coloca una sonda a través de la uretra, esta sonda tiene la finalidad de facilitar la salida de la orina desde la vejiga y también ayuda a irrigar la vejiga con un suero para evitar que se tape la sonda con coágulos. A las 48-72 horas después de la cirugía, esta sonda se retira.

Heridas: al ser realizado de manera endoscópica, este procedimiento no deja cicatrices en la piel.